Remedios Torres 100 años en el Puerto de Valencia

Grupo-Torres-actualidad-oficina
En 1915 Francisco Torres iniciaba la aventura empresarial de una familia que lleva casi cien años vinculada al transporte y al puerto de Valencia, con una empresa de tipo personal que llevaba su nombre. Por aquel entonces, la compañía centraba su actividad en el transporte de madera. Seis décadas más tarde, la empresa adopta su nombre actual de Transportes Remedios Torres, hija de Francisco Torres y es su esposo, Pascual Prades, el que se pone al frente del negocio. En 1990 se incorporó uno de sus hijos, Carlos Prades. Cuatro años más tarde, en 1994, la empresa pasa a ser sociedad limitada, con Remedios Torres y Pascual Prades como socios, y en 1996 Carlos Prades asume la gerencia de la compañía tras la jubilación de su padre.

¿Cómo ha cambiado la empresa  en estos veinte años?

Carlos-Prades-Torres-100-años-puerto-ValenciaLa empresa hace veinte años estaba dedicada exclusivamente al tema de la madera, y esto hacía que se circunscribiera al puerto de Valencia y al área maderera de la zona, porque todas las fábricas de madera y derivados estaban en los polígonos de alrededor, Aldaia, Torrent, Alaquas, etc. en el 94 es cuando constituimos la S.L. y al mismo tiempo y durante los dos años siguientes es cuando comenzamos a meternos en el mundo del contenedor, dos años más tarde, es cuando ya entramos en contacto con Maersk, con quien hemos vivido un crecimiento exponencial metidos de lleno en el contenedor, coincidió con que la madera fue bajando por dos razones principalmente, la de no poder sacar la materia prima de origen, y que a los empresarios madereros valencianos no les era rentable tener las fábricas aquí, muchos las trasladaron a África, o simplemente las cerraron, con lo que ese tráfico nuestro desapareció, y hoy en día somos 99% contenedor, y lo que nunca hemos querido prescindir es de ese origen, así que mantenemos camiones que siguen haciendo algo de madera, pero la actividad fuerte nuestra, y así nos tienen todos reconocidos, es el transporte de contenedores del Puerto de Valencia.

A pesar de este cambio al contenedor ¿continuáis siendo una empresa familiar?

Eso no ha variado nunca, en un principio, cuando se constituye la S.L. en 1994, los dos únicos socios son mi padre y mi madre, que de ahí el nombre de Remedios Torres, por el origen de las autorizaciones por parte de mi abuelo Torres; y al hacer la S.L. decidimos mantener voluntariamente el nombre, a pesar de que mi madre no se ve relacionada en la empresa, para respetar el origen fundacional de la empresa, lo que nos reportó alguna anécdota curiosa al llamarnos Remedios Torres, algún señor con un componente machista importante le hacía gracia que la empresa se llamara con el nombre de una mujer, hoy en día, y gracias a que toda costumbre es la que hace ley, la gente ya tiene asumido el nombre, también es verdad que luego, hemos introducido Grupo Torres, y las diferentes secciones según el área de actuación de la empresa.

Cuando yo me hice cargo de la gerencia necesitaba tener una parte de las participaciones, para poder aportar el título de la capacitación, y luego posteriormente, se incorporó mi hermano Cesar Prades, hasta que al final todas las participaciones estuvieron en manos de Cesar y mías, dejando fuera a mis padres, fuera en lo puramente de consejo administrativo, no en ninguna otra cosa.

¿Cómo ves en un futuro el sector del transporte?

Este sector siempre se ha caracterizado por encontrarse en una situación permanente de inestabilidad, siempre estamos en una situación precaria, pero todos estamos aquí, hemos pasado una época muy mala todos los sectores, no sólo el de la logística, creo que los que hemos aguantado tenemos muy buena rampa de salida para cuando se reactive, aunque nos cojamos a lo menos optimista, que esto no será lo de antes, algo con lo que estoy de acuerdo, todo será más moderado, pero el sector debe reactivarse.

Torres está fortaleciendo nuevos enfoques dentro de la empresa, como es la responsabilidad social corporativa, las nuevas tecnologías, o la eco-responsabilidad, ¿qué os está aportando este planteamiento dentro de la empresa?

Esto también viene vinculado a nuestras raíces familiares y a la propia idiosincrasia de la empresa, por convicción nosotros estamos agradecidos con la vida, trabajamos mucho, te esfuerzas al máximo, y las cosas te funcionan y vives bien, en este sentido nos parece razonable, en la medida de lo posible, colaborar con ONG’s  o con gente que está en una situación más desfavorecida, así mismo intentamos invertir en las nuevas tecnologías de la información, porque es el futuro; y acabamos de implantar la ISO 14000, norma que está diseñada para conseguir un equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción de los impactos en el ambiente de una manera efectiva. Todo esto nos lleva a sentirnos cómodos y contentos trabajando, como siempre ha sido desde que se fundó Transportes Remedios Torres.

¿Pensáis que el futuro de la logística pasa por la intermodalidad?

Pienso que la intermodalidad ya es el presente, y además vamos a estar muy marcados por los que realmente mandan, si miras hacia el mercado del mundo marítimo, cada día hay más alianzas entre navieras, con lo cual quedan menos grandes navieras, y esa concentración en el mar se tiene que transmitir en tierra a algo similar, ¿cuál será la diferencia?, pues que en el océano eran 20 y van a quedar seis, y en tierra somos 5.000, y no digo que desaparezcan 4.900, pero que tendrá que aglutinarse más y desatomizarse el sector.

Grupo-Torres-San-Cristobal-2014 (144)¿Desaparecerá  la figura del autónomo dentro del transporte por carretera?

Yo le llamo a esto una reconversión encubierta, en España ha habido importantísimas reconversiones, y ahora lo que pasa es que el transporte, en esa faceta suya de pilar importantísimo dentro de la actividad económica, pero que siempre es el patito feo, tampoco se le está dando toda la importancia que se merece, pero todas las medidas que se están tomando hacia el transporte es una gran reconversión, el hecho de que eliminen las cooperativas, algo que me parece bien en cuanto suponía una afrenta a la gente que era más legal, el cambio de módulos que a partir de enero del año que viene entrará en vigor, está claro que a va a hacer polvo a la línea de flotación del autónomo, esto lleva aparejado que va a perjudicar a las empresas con unas estructuras pequeñas, pero va a permitir al resto competir mejor dentro del mercado, porque al mismo tiempo que los cargadores quieren precio, también exigen servicio, que tengas las ISO, que seas responsable con el medio ambiente, y que seas OEA, algo que sólo puede hacer una empresa, no un autónomo.

El año que viene se cumplen 100 años desde que fundó la empresa su abuelo

Efectivamente, los veinte que se cumplen este año son los de cambiar de una persona física a una jurídica, pero así es, en el 2015 harán 100 años que estimamos que mi abuelo comenzó transportando madera en el Puerto de Valencia con carros y caballos, y al mismo tiempo se cumplirían 40 años que mi padre tomó el relevo de la actividad, da un poco de vértigo, pero la verdad es que, no hemos querido nunca resaltarlo, pero los años están ahí, hemos llegado casi sin darnos cuenta, sólo cuando hemos mirado las fechas hemos dicho “hombre, pues de 1915 a 2015 van cien años”, le venga bien o mal a quien sea.

¿Tenéis prevista alguna celebración para esos 100 años dentro del transporte en el Puerto de Valencia?

Yo creo que sería bonito, porque todavía estamos reaccionando a la sorpresa del cumpleaños,  definitivamente queremos compartir con todos, de una manera muy general, aparte de celebrarlo con los clientes y la plantilla, buscaremos la forma de que sea una celebración abierta a todos los que realmente han tenido que ver en que pasemos cien años aquí en el Puerto de Valencia.